Hombres: se acerca diciembre, que la piel de tu cara no sufra.

By 10 diciembre, 2021Sin categoría

Se acerca diciembre y eso significa solo una cosa: fiestas. De nuevo tenemos un poco más de tiempo para compartir con los nuestros. Tener la oportunidad de reencontrarnos y hablar de aquello que más disfrutamos. Apelar a los recuerdos y llenarnos de emoción por el ambiente a hogar que ofrece la familia. Quizás eres de los citadinos, que permanecen en el mismo lugar y hacen de éste el centro de eventos. O quizás eres de los viajeros: que aprovechan cualquier espacio para disfrutar de la playa y el mar.

Sin importar lo que hagas y aunque no queremos pecar de aguafiestas, tenemos algo que decirte: hay un riesgo latente para la salud de tu piel. ¡Y es muy fácil evitar que ésta sufra!

El hábito decembrino y la piel.

Lo primero que se puede identificar, casi en el ambiente, al comenzar las fiestas decembrinas, es ese aroma tradicional de los buñuelos, los tamales, las empanadas y algún que otro pastelito. Diciembre es la invitación del manjar. El manjar de los fritos y las grasas. Es la tentación en la que caemos; seguramente porque ya viene año nuevo y, para el otro año, vamos a prometer ir al gimnasio.

Pero, aunque los fritos y las grasas resultan un plato delicioso, son también un riesgo significativo para la piel y todo está en sus componentes: azúcar, sal, lácteos y grasas saturadas. Todos y cada uno de ellos relacionados con la obstrucción de las glándulas sebáceas en la base de los folículos pilosos y la formación de colágeno; tan fundamental para mantener la piel sana y elástica.

 

¡Manjares sí, pero no en exceso, aunque vayas a ir al gimnasio el otro año!

El sol siempre presente y la piel siempre vulnerable

Ir de paseo o mantenerse en casa, comer fritos y grasas hasta saciarte o de manera moderada: igual sigues exponiéndote a los rayos del sol. Ya habíamos tratado en nuestro blog el tema de por qué es importante usar protector solar aunque no salgas de casa y te recomendamos darle una mirada si todavía no lo has leído, porque allí tratamos un tema que se vuelve aún mucho más relevante: la utilidad de un protector solar no es solamente proteger contra el sol.

Y para el hombre, esta afirmación se vuelve mucho más importante.

Las mujeres, en general, saben muy bien cómo quieren ver su rostro. Tienen, desde su adolescencia, o incluso antes, un ritual de limpieza que les garantiza utilizar maquillaje sin repercusiones; incluso es común que las madres enseñen este tipo de actividades a sus hijas.

Pero con los hombres es muy diferente. La mayor insistencia que se les enseña es, quizás, la necesidad de lavarse el rostro: mañana y noche. De resto, poca importancia se le da al tema y, por supuesto, esto fomenta un muy mal hábito. Es por esto que es oportuno insistir en que sí existe una solución, que resulta extremadamente versátil, para poder incluir en el día a día una rutina que permita evitar repercusiones no deseadas: usar protector solar.

Sobre todo, protectores solares que tienen, además de los componentes que filtran los dañinos rayos del sol, fórmulas específicas para nutrir la piel y devolverle un poco de lo que ha perdido: ya sea con la dieta o con el sol.

Disfruta las fiestas. Date un pequeño gusto de vez en cuando. Siente el calor del hogar. Pero por favor: usa protector solar.

X

Gracias por llenar tus datos,
pronto recibirás tu muestra u obsequio